sábado, 10 de mayo de 2008

La otra isla


La otra isla, como "otro modo de proyectar" se implica en crear una arquitectura no desde el destino teleológico del proyecto, sino desde el murmullo de una presencia infinita que como ética implica la disponibilidad, la escucha, la mirada recibida de un espacio sustraido a todo inter-ES. ¿Será entonces un espacio del desinterés, una nueva forma de lo público?

"Un mercado de flores se desliza en los pequeños brazos del río, e invernaderos vienen a instalarse sobre los bancos del arenal. El arenal se deja correr hasta la costa, y el templo se transforma en lugar de producción de verduras con un jardín-huerto y un lugar para comer".

De la memoria de Marie de Laportaliere, alumna del taller AVB, TFC, FAU UB.

5 comentarios:

eMePeCe dijo...

muy sugerente! genial la combinacion texto + imagen

Anónimo dijo...

QUE GRANDE MARIE!!!!!!!!!!!!! FELIZ CUMPLEAÑOS

Noelia dijo...

Los cuatro silencios de sus patas de tierra
remontada en el aire la flor de su cabeza...

Las hermanas macana.

Las Hermanas Macana dijo...

Los cuatro silencios de sus patas en tierra
remontada en el aire la flor de su cabeza...

Las Hermanas Macana.

Anónimo dijo...

Desde ese punto de vista esta muy bueno.
"¿Será entonces un espacio del desinterés, una nueva forma de lo público?"
Sin embargo me quedo pensado si, acaso este espacio sin interes a traves de esta posible intervencion es capaz de satisfacer alguna necesidad de interes de la comunidad de M.G.
Pienso que es imprescindible tomar en cuenta los intereses de aquellas personas que pueblan el lugar donde queremos desarrollar nuestro proyecto.

Aunque pienso q es genial tu idea .

un beso marie
buena la fiesta del otra vez

Gabriel Santander