jueves, 21 de mayo de 2009

Norman Foster, Casa Skybreak








El arquitecto británico Sir Norman Foster, fue galardonado hace unos días con el Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2009. El reconocimiento es otorgado por la fundación Príncipe de Asturias de España.

Y más allá de los grandes proyectos realizados por Foster en los últimos años y que han sido ampliamente publicados, nos interesa aquí recordar al arquitecto con una obra menor, pero no por ello menor en su calidad, como lo es la casa Skybreak o "cielo quebrado" del año 1965.

Lo interesante de la obra es como la misma, ha servido al arquitecto para experimentar con cierto material formal que luego aplicará en una mayor escala.
Algunos de los temas que plantea la casa, es la solución de un programa de una vivienda unifamiliar en una barranca, la entrada de la luz solar y el mejor aprovechamiento de las vistas del lugar.
Para dar respuesta a ello, el arquitecto se vale de un reportorio de muros en paralelo (en este caso en ladrillo visto) que se adaptan al corte del terreno, que además delimitan el área pública de la privada.
Por otra parte complementa la búsqueda formal, unas cubiertas metálicas triangulares, que buscan la mejor orientación al sur creando unas terrazas que se van escalonando y acompañan la pendiente natural.
El corte contrasta por la riqueza de espacios y escalas contrapuestas bañados por la luz natural. La planimetría por el contrario, su expresión básica es la de unos muros paralelos silenciosos; que casí no tienen aberturas.
La misma solución formal será adoptada por Foster en otros proyectos, con otros programas y otras escalas, como si el arquitecto de manera deliberada buscará primero que nada definir un repertorio, un lenguaje implicado con el lugar.
La riqueza de los espacios interiores, contrastando con el silencio del exterior, será luego una marca registrada de su producción.
Un ejemplo que recomendamos ver es el conjunto de viviendas Wates, en Surrey, también del año 1965, que vuelve a repetir el mismo planteo formal de muros paralelos de ladrillos "silenciosos", y un corte de terrazas y lucernarios triangulares.

Para más información consultar el sitio web del estudio: Norman Foster & Partners

1 comentario:

K Ñ T dijo...

Me sacó la palabra de la boca... que buen sonar para mirar el rio. Muy apropiada para MG.

Saludos.