viernes, 20 de febrero de 2009

El futurismo











En un día como hoy, 20 de febrero, pero hace exactamente cien años (1909) se publicaba sorpresivamente en el popular diario parisino, Le Figaro, el manifiesto Le futurisme (El Futurismo).
El mismo fue escrito por el poeta italiano Filippo Tomasso Marinetti, quien fue cabeza indiscutible del primer movimiento de vanguardia nacido en Italia.
Marinetti proclama un nuevo estado y una nueva concepción del mundo en once puntos:

1. "Queremos cantar el amor al peligro, el hábito de la energía, la temeridad..."
4. "Declaramos que el esplendor del mundo se ha enriquecido con una nueva belleza: la belleza de la velocidad..."
7. "Ya no hay más belleza que en la lucha ni obras maestras que no tengan un carácter agresivo..."
9. "Queremos glorificar la guerra -única higiene del mundo-..." (1)

Como se ve, ideas muy radicales inspiraban al grupo de Marinetti, que incluso tenián la "rara costumbre" de brindar con nafta en sus reuniones artístico-políticas...
Pero más allá de estas anécdotas, y por estas ideas, casi todos sus miembros fueron víctimas de aquello que propiciaban (fueron con entusiasmo a pelear en la Primer Guerra Mundial en 1914 y casí todos murierón allí).
Es por ello que las obras de los futuristas, que se implicaron con todas la ramas del arte, incluyendo el diseño y la arquitectura, fueron escasas pero de una enorme influencia para la posteridad.
Las imágenes de Antonio Sant Elia, el arquitecto del grupo, para sus ciudades futuristas, hiperdensificadas y atravesadas por la velocidad de automóviles en autopistas en varios niveles, fueron proféticas.
Desde Le Corbusier en su proyecto del 29 para una Ciudad de tres millones de habitantes, hasta las propuestas actuales de OMA y su arquitectura metropolitana, que promueven la alta densidad, todas ellas son herederas de estas potentes imágenes.
Incluso un arquitecto como Frank Gehry en el Museo Guggemheim de Bilbao, reconoce cuanto le debe a la inspiración de su forma a las esculturas en bronce del futurista Boccioni. Mostramos una en éste posteo en la imagen 8.
Los futuristas glorificaron la guerra, la velocidad, el cambio permanente, y la destrucción del culto al pasado.
Difundieron sus ideas a través de diarios y panfletos como La Voce, Lacerba e Italia futurista, todas con sede en Florencia.
Marinetti organizó conferencias en Francia e Italia, y también estuvo en la Argentina en el año 26, en una reunión del grupo Martinfierrista (los congregados alrededor de la Revista Martín Fierro).
En Amigos del Arte, entonces la más prestigiosa institución cultural de Buenos Aires, y con motivo de este viaje de Marinetti, se inaugura el 17 de junio (1926) y por tres días una Exposición en su homenaje, en donde participan entre otros, artistas como Xul Solar, Pettoruti y los arquitectos Prebisch y Vautier.
Allí el poeta italiano dicta diariamente sus conferencias durante tres días sobre "el arte de vanguardia..."

Imágenes:
1. Manifiesto fundacional de futurismo, Le Figaro, 20 de febrero de 1909.
2. Foto los futuristas en 1912, de izquierda a derecha: Luigi Russolo, Carlo Carrá, F.T. Marinetti, Umberto Boccioni, Gino Severini.
3. Virgilio Marchi, Dibujo de proyecto arquitectónico, 1919/20.
4. Antonio Sant Elia, Dibujo de la ciudad nueva, 1913.
5. Filippo Tomasso Marinetti, Irredentismo, palabras en libertad, dibujo sobre papel, 1914.
6. Giacomo Balla, Proyecto de un cuarto infantil, 1914.
7. Umberto Boccioni, La ciudad que se alza, óleo s/tela, 1910/11.
8. Umberto Boccioni, Formas únicas de la continuidad del espacio, bronce, 1913.
9. Antonio Sant Elia, Central eléctrica, tinta china sobre papel, 1914.
10. Virgilio Marchi, Diseño para un edificio, tinta sobre papel, 1919.

Texto:
1. Futurismo, manifiestos y textos, Grupo editor Montressor, Buenos Aires, 2003.

2 comentarios:

Arquitectura Crítica dijo...

Al ver y leer este post tuve una sensacion parecia a la que me sucedio hace poco, al revisar unas viejas revistas Muy Interesante de finales de los 80, y mediados de los 90, particularmente en la seccion Futuro.

Mas alla del comentario anterior que creo poco les interese, me pregunto cuanto influyen estas visiones de ciencia ficcion, vuelo imaginario o anticipacion, a modo de "condicionantes" en cierto desarrollos, por lo menos tecnologicos y formales?

albers dijo...

Gracias por las imágenes.

¿Quién pudiera viajar en el tiempo a inicios del S.XX para encontrarse con tantas vanguardias y nuevas teorías recién nacidas...?

Marinetti, te resucitarán dentro de 1000 años con alguna biotecnología y te quedarás mandíbula-abierto.

Me gusta tu blog.

Saludos desde Madrid