sábado, 25 de julio de 2009

Petit maison de week-end










Le Corbusier halló el "primitivismo" en arquitectura con su proyecto de la Villa Le Mandrot. Pero la solución más refinada la encuentra en esta pequeña casa de fin de semana, proyectada en la localidad de La Celle, Francia en 1934-35.
El comitente fue M. Félix, director del Banco Société Henfel, quien necesitaba "un refugio personal" para escaparse los fines de semana y el arquitecto proyectó la obra inspirado en el antiguo prototipo para las Maison Monol de 1919.
Sus paredes de piedra "en bruto", sus bóvedas catalanas de hormigón visto, recubiertas de césped para mejorar su rendimiento térmico, dejan magistralmente de lado toda la perfección mecanicista de sus casas cúbicas de los años 20.
En la casa también se usaron bloques de ladrillo de vidrio y enchapados de madera rústica como revestimiento interior.
Es una "pequeña" pero gran obra a la vez. Sólo basta ver la enorme influencia que tuvo allí o aquí.
Esta pequeña cueva inspiró a toda una generación de arquitectos locales e internacionales.
Por aquí recomendamos ver al movimiento de "las casas blancas" y una obra en particular: la casa Fernández en las Lomas de San Isidro, de Miguel Asencio, Carlos Fracchia, Jorge Garat, Lorenzo Gigli y Rafael Iglesia y se comprenderá hasta dónde llegó la influencia de esta pequeña pero "gran obra" de Le Corbusier.

Fotos y planimetrías de la obra en su estado original, circa 1935.

1 comentario:

Unknown dijo...

Hola:

Soy un estudiante de Arquitectura en la Universidad Catolica de Chile y me asignaron esta casa para hacer un trabajo para un ramo. Me podrían decir las medidas de el lugar o de el emplazamiento??